12!

Para un medio de comunicación, hacer promociones con otras marcas como clubes de fútbol o escuderías de F1 tiene ventajas e inconvenientes. Entre las ventajas, el evidente tirón que estas marcas tienen entre los consumidores. Algunas desventajas son el creciente e inmenso coste que tiene trabajar con estas marcas, la dificultad de las negociaciones, etc...


Este fue el intento de crear una marca que ya tuviera alma, con un público objetivo y con un imaginario ya creado. Una marca con muchas ventajas y ninguna desventaja.


La 12 representa a la afición (culé en este caso), no es una marca “oficial” pero tiene entidad y carácter propios: la afición de Barça cuenta con nombres, fechas y lugares mágicos que el F.C. Barcelona no ha registrado porque no todo se puede registrar. Contábamos, además, con las ventajas de disponer del medio para alimentar la relación marca-consumidor y que ese medio fuera además un fantástico canal de distribución. Investigando productos te das cuenta de que la misma chaqueta se puede vender por 10 ó 20 veces su precio únicamente poniéndole un logo: lo que hace una marca.
























Jean Bouin.

La carrera Jean Bouin ha tenido y tiene una tradición y un vínculo con la ciudad que no se reflejaban en activo de marca, ni para el diario que la organiza ni para la competición en sí. Para solucionar ese desequilibrio era necesario volver a recuperar el espíritu de la carrera: su “padre”, Jean Bouin, y su historia, épica y hermosa. Además, teníamos que hacerlo de una manera fresca, moderna, que le llegara al ciudadano barcelonés. Jean Bouin es una institución de la ciudad como lo son Moritz o Bultaco y estamos trabajando para su reconocimiento como tal.