Mi amigo Paul Freeth, artista y fan del Arsenal afincado en Barcelona, ya lo tenía todo en la cabeza, a pesar de lo cual el parto no resultó fácil. Su idea era imprimir sobre el celuloide de carretes de fotos (antes de ser disparados) una serie de palabras, de manera que cuando se hiciera la foto, una imagen quedara sobreimpresa por una palabra al azar. Rafa Montilla (Agosto) nos bendijo y nos puso sobre raíles. Así que buscamos una temática al experimento (el verano) e hicimos un listado de palabras típicas veraniegas. Más de 50 amigos y familiares se llevaron de vacaciones unos carretes llenos de palabras que volvieron llenos de imágenes asociadas a esas palabras, creando así “happy accidents”. Algunos son verdaderamente milagrosos, juramos que son fruto de la casualidad.


Esperamos que éste sea el primero de muchos “Happy accidents” de distintas tipologías en los que se pueda demostrar que el azar forma bellas obras de arte. Paul, mate, is on your side.