No, no es una gran campaña que se lanzó a bombo y platillo. Estas piezas eran simplemente para captar empleados. De una marca habla todo lo que se perciba en ella, absolutamente todo, también quiénes son sus trabajadores y cómo se buscan. Ono era consciente de ello y nos encargó una manera más cercana de encontrar sus trabajadores. Así que les pedimos a personas que ya estuvieran trabajando en Ono que fueran ellas mismas las que “buscaran” compañeros de trabajo. Vale, les ayudé un poco con la literatura, pero todo lo demás es verdad. ¿No suena maravilloso juntar las palabras publicidad y verdad?