Una persona ve algo raro o interesante en la calle, llama a la radio y le ponen en directo. Ese fue el guión que me vino dado, o lo tomas o lo tomas. Al menos pude aportar que nunca se supiera qué es lo que le llamaba la atención de la gente. Eso le dio un algo a las películas. No sé, digo yo.